¿Qué es el freno motor y cómo se usa?

El pedal de freno es la forma más segura eficaz para disminuir la velocidad y detener el vehículo. Pero, ¿hay otra forma de frenar? Sí, y lo habrás hecho muchas veces aunque no sepas cómo se llama.

Básicamente, se trata de bajar la velocidad ayudándonos del cambio de marchas y prescindiendo del pedal del freno.

¿Cómo se usa el freno motor?

Habrás notado que si circulas con una marcha baja engranada (2ª o 3ª) y no pisas el acelerador, el coche tiende a frenarse hasta una velocidad mínima. Esto ocurre porque las marchas tienen una velocidad máxima a la que pueden circular sin ofrecer resistencia.

Por lo tanto, la técnica consiste en aprovechar la resistencia que ofrecen las marchas más cortas. Pongamos el caso que circulas en cuarta a bajas revoluciones, de forma que la caja no ofrece resistencia. Para usar el freno motor tendrías que cambiar a tercera y soltar el embrague suavemente para retener lentamente el coche.

¿Debemos utilizar esta técnica de conducción?

Este ‘truco’ para reducir la velocidad sin frenar está cayendo en desuso, pues está en colisión con una conducción eficiente e incluso puede ser peligroso si se hace mal. Cada vez que insertamos una marcha inferior suben las revoluciones y el consumo de combustible mientras se estabilizan. Si se hace correctamente, sin abusar y sin retenciones bruscas, es totalmente segura e incluso aconsejable.

Hay situaciones en las que es más recomendable ‘ayudar’ a la frenada con el ‘freno motor’. Por ejemplo, en carreteras con descensos prolongados una relación de marchas cortas adecuada es clave para retener el vehículo sin abusar del freno, evitando así sobrecalentamiento y fatiga de los mismos.

En caso de una avería del sistema de frenado también sería una técnica útil para conseguir detener el vehículo con seguridad y evitar accidentes.

En definitiva, el uso de esta técnica tiene sus ventajas y sus desventajas y puede ser conveniente en según que situaciones. Si la utilizas reducirás el desgaste de las pastillas y los discos de freno pero aumentarás el consumo de carburante si abusas.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)
Comparte si te parece útil

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *