¿Qué es la Transmisión del coche?

El sistema de transmisión de un vehículo es el conjunto de elementos que transfiere la potencia y movimiento del motor a las ruedas motrices.

Podemos encontrar diferentes configuraciones dependiendo la situación del motor y las ruedas motrices, pero todas ellas cumplen la misma función.

La configuración más frecuente en España es el motor delantero con tracción a las ruedas delanteras (FWD). En menor número encontramos motores delanteros con transmisión a las ruedas traseras (RWD) o a las cuatro (AWD, 4WD y 4X4 ). Todavía menos habitual es el motor trasero o central, que transfiere el movimiento a las ruedas traseras.

En esta entrada te contamos que tipos de sistemas hay, cuales son los elementos que la componen y que averías y síntomas son más frecuentes.

¿Qué Tipos de Transmisiones Hay?

En función de la caja de cambios podemos encontrar principalmente estos tipos:

Transmisión de Accionamiento Manual

Tienen un pedal de embrague y una palanca de cambios que el conductor utiliza para cambiar de marcha. Este tipo de transmisiones está formado por un conjunto de marchas a lo largo de un par de ejes, denominados eje de entrada y eje de salida.

Con una transmisión manual, el conductor tiene que seleccionar la marcha adecuada y acoplar o desacoplar el embrague. La transmisión utiliza un volante motor, un plato de presión y un embrague para acoplar y desacoplar el motor.

Transmisión Manual Robotizada o Pilotada

Se trata de un cambio manual con un embrague electrónico que se gestiona desde una centralita. Gracias a esto se puede utilizar en modo manual o que se accione de forma automática sin intervención del conductor.

Transmisión de Doble Embrague

Dicho sistema es robotizado y consta de dos embragues, de forma que se mejora la velocidad y suavidad de funcionamiento. En este caso el accionamiento de los embragues es totalmente autónomo y podemos elegir cambio de marchas secuencial activado por el conductor o automático.

Transmisión Automática Con Convertidor de Par

En lugar de utilizar un embrague para acoplar y desacoplar motor de la caja de cambios, mantienen la transmisión conectada en todo momento mediante un convertidor de par hidráulico.

El convertidor actúa como embrague y también como caja de cambios, ajustando el par sin la necesidad de que intervenga el conductor.

Es el tipo de sistema automático tradicional cuyos inicios fueron bastante limitados pero que ha conseguido evolucionar.

Transmisiones de variador Contínuo

En este caso prescinde del embrague y se sirve de un sistema de poleas y correas que se ajustan de forma totalmente automática. Al acelerar, la polea primaria se contrae, haciendo que la correa o cadena suba, mientras que la polea secundaria se expande, haciendo que la correa o cadena baje.

Su funcionamiento es muy suave y sencillo para motores pequeños, pero algo más complejo y delicado en motores potentes. Esto hace que esté más extendido en ciclomotores y scooters.

Partes del Sistema de Transmisión

El sistema de transmisión está compuesto por diferentes elemetos que detallamos aquí:

El Conjunto Volante Motor Embrague

Realiza el acoplamiento y desacoplamiento entre el motor y la caja de cambios para permitir el cambio de marchas. Dependiendo el tipo de transmisión podemos encontrar diferentes sistemas, incluso los que prescinden de dicho elemento.

La Caja de Cambios de Velocidades

Sistema de engranajes situado entre el embrague y el árbol de transmisión para ajustar la velocidad de giro según las necesidades. No es necesaria en sistemas de variador contínuo o de convertidor de par hidráulico.

Arbol de la TRansmisión

Eje rígido que transmite el movimiento de rotación entre la caja de cambios y el diferencial.

Presente en vehículos cuyo motor está situado en el lado contrario al eje motriz o en aquellos que tienen cuatro ruedas motrices.

El Diferencial

El diferencial es el sistema de acoplamiento entre los palieres de las ruedas motrices y el árbol de transmisión. Se encarga de transferir el movimiento y permitir diferencias de velocidad entre las ruedas, necesarias para un correcto funcionamiento.

Palier del Coche

Es el eje que conecta directamente el diferencial con las juntas homocinéticas para transferirle el movimiento a las mismas.

Las Juntas Homocinéticas

Es el componente que se encarga transferir la rotación de los palieres a las ruedas motrices sin impedir el movimiento transversal de la amortiguación del coche.

¿Cuáles son las averías más habituales?

Los problemas más comunes que nos podemos encontrar en la transmisión y sus síntomas son:

1.- Sobrecalentamiento

Si detectas olor a aceite quemado es posible que la transmisión se esté calentando en exceso. Eso podría ocurrir porque los niveles del líquido están bajos, porque está sucio o porque no es el adecuado para dicha transmisión.

Si te encuentras marcas de aceite debajo del coche podrían ser causadas por pérdidas en el líquido de transmisión.

2.- Problemas con el cambio

Puede ocurrir que en el momento de presionar el pedal del embrague, las marchas no entren. Esto podría ocasionarlo un desajuste en los cables de los cambios o en la conexión del embrague, o bien porque el líquido de la transmisión no tiene la viscosidad o el nivel necesario.

Otro síntoma relacionado con el cambio que indica problemas en este sistema es que se saltan las marchas. Es decir, si al poner alguna marcha esta vuelve sola al punto muerto.

3.- Ruidos o Temblores

Si se producen chirridos al cambiar de marcha o el coche tiembla en el caso de los automáticos, es muy posible que sea problema de algún componente de la transmisión.

Una vez más puede ser causa de falta de líquido o porque sea necesario sustituirlo. Otra posibilidad es que alguna parte mecánica se encuentre desgastada y necesite recambio.

4.- El embrague se engancha.

Si presiones el pedal del embrague para realizar un cambio de marcha y ves que no puedes porque se ha quedado enganchado el embrague, puede que exista algún fallo en los discos o en los cables de conexión.

6.- Luz aviso de fallo motor.

La luz de fallo motor o comprobar motor del cuadro también puede encenderse con problemas derivados del sistema de transmisión. En este caso sería aconsejable una comprobación con la máquina de diagnosis.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)
Comparte si te fue útil

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *