filtro de particulas

¿Qué es el Filtro de Partículas? Función y Problemas comunes

Las leyes anticontaminación son cada vez más estrictas y los fabricantes de coches deben incorporar mejoras constantemente para cumplirlas. Una de esas mejoras fueron en su momento los filtros antipartículas, imprescindibles para cumplir la normativa europea sobre emisiones.

En esta entrada te contamos todo lo que debes saber sobre este filtro, presente en la mayoría de automóviles diesel y gasolina: ¿Qué es? ¿Cómo funciona? ¿Qué averías tiene y cómo evitarlas?, etc…

¿Qué es y cómo funciona el Filtro Antipartículas del coche?

Se trata de un componente que tiene como misión reducir y eliminar las emisiones contaminantes de partículas sólidas generadas por los automóviles. Aunque los primeros años se instalaba principalmente en motores diesel (Denominados FAP o DPF), actualmente también está presente en motorizaciones de gasolina (Denominado GPF «Gasoline Particulate Filter» o PPF «Petrol Particulate Filter»).

En esta adopción masiva de los gasolina, tuvo mucho que ver la entrada en vigor en septiembre de 2018 el cambio del ciclo de homologación NEDC al WLTP y la normativa de emisiones Euro 6c, que establecía los mismos límites de partículas para motores gasolina y diésel.

Está ubicado en el tubo de escape y se encarga de retener todas las partículas sólidas (humos negros y carbonilla) generadas en la combustión de los motores de los vehículos. Una vez que el filtro está lleno, él mismo se encarga de incinerar dichas partículas, mediante un proceso limpieza denominado regeneración.

La diferencia es que en los motores de gasolina la temperatura de los gases de escape es mayor, y es mucho más fácil que se quemen las partículas que atrapa el filtro. Tampoco es necesario en los filtros GPF el uso de aditivos como el AdBlue que sí requieren los diésel con sistema SCR.

El filtro antipartículas, junto con el catalizador, permiten reducir al máximo los niveles de las emisiones nocivas, con una eficacia superior al 95%.

¿Qué tipos de Filtros de Antipartículas Hay en Motores Diesel?

Básicamente hay dos tipos de filtros antipartículas:

Fap Integrado en el Conjunto de Conversión

Se encuentra integrado en el conjunto del convertidor catalítico e instalado a continuación del colector de escape.

Fap Individualizado con Aditivo de Conversión

En este caso el filtro antipartículas es independiente y está instalado después del convertidor catalítico, que utiliza un aditivo de conversión adicional para el proceso de incineración de las partículas.

Averías del Filtro de Partículas Más Comunes

Los filtros de partículas en motores diésel han sido un pequeño quebradero de cabeza para algunos conductores desde su aparición. En el caso de que el filtro se obture, por la acumulación excesiva de partículas, éste no dejará pasar los gases del escape y entonces se encenderá una luz de avería en el cuadro de instrumentos. En tal caso, es posible que el motor falle.

Algunos consejos para tratar de evitarlo son:

  • Evita los trayectos cortos: el filtro antipartículas necesita llegar a una temperatura mayor de 600 grados para funcionar y, por tanto, en los trayectos cortos el filtro antipartículas no funciona adecuadamente.
  • Sal de vez en cuando a carretera. Si sueles moverte exclusivamente por ciudad, es recomendable circular por autovía al menos 30 minutos cada 1.000 km, a unas 2.500 rpm. De este modo te aseguras que el motor realice la regeneración. En caso de que no sea posible, circular a 3.000 rpm durante 15 minutos puede ser suficiente.
  • Evita apagar el motor mientras se realiza la regeneración: En algunos modelos es muy fácil detectarlo, ya que cuentan con un testigo que indica que está en ese proceso. En caso de que no sea así, lo mejor es prestar atención y ver si el motor es más ronco y/o aumenta el consumo de combustible instantáneo.
  • Presta especial atención al lubricante: Los modelos con filtro antipartículas suelen emplear un aceiteLow Saps, (bajo en cenizas, fósforo y azufre), preparado para soportar la “suciedad” que produce en el aceite cuando se inyecta más carburante del necesario durante la regeneración.
  • Respeta su mantenimiento: Sigue el plan de mantenimiento que indique tu fabricante en el manual del vehículo.

Problemas de los Filtros de Particulas en Gasolina

La vida de los filtros de partículas GPF es mayor que la de los diésel, su mantenimiento es menor y existen menos posibilidades de sufrir averías. El tipo de combustible —con menos impurezas— y la temperatura más alta de los gases de escape hace que el funcionamiento de los filtros de partículas en los motores de gasolina sea menos problemático que en los diésel. Aun así, conviene seguir algunas recomendaciones para evitar averías:

  • Utiliza aceites de calidad. Basta con asegurarnos de que el aceite cumple las especificaciones recomendadas por el fabricante. Los aceites especiales para motores con filtro de partículas tienen un bajo contenido en cenizas sulfatadas, azufre o fósforo (denominados Low SAPs), con lo que alargarán la vida del filtro de partículas de gasolina.
  • Sal a carretera. Al igual que en los motores diésel con filtro FAP, conviene no olvidarnos que de vez en cuando hay que salir a carretera y hacer que el motor funcione algo revolucionado (entorno a 3.000 rpm) unos kilómetros. De este modo, si normalmente utilizas el coche sólo por ciudad, conviene salir a carretera al menos cada 200-300 km.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)
Comparte si te parece útil

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *