inyector combustible

¿Qué son los inyectores? Funcionamiento y mantenimiento

Los inyectores son parte fundamental del sistema de inyección de los automóviles actuales. En esta entrada conoceremos de que se trata y las dudas habituales sobre su funcionamiento y mantenimiento.

¿Qué son los inyectores y que función realizan?

Son válvulas de paso que se utilizan para controlar el adecuado suministro de combustible al motor. Gracias a ellos se consiguen las condiciones necesarias (presión, velocidad, cantidad, etc..) para el correcto funcionamiento de cada motor de explosión.

De este modo, como su nombre indica, inyectan el combustible en el conducto de admisión o a la cámara de precombustión, según si es un sistema de inyección directa o indirecta, de forma pulverizada y sin chorros o gotas, para que el carburante se distribuya de manera homogénea según las necesidades del motor. En caso contrario, la combustión no sería correcta y el motor no rendiría como debe.

¿Qué Tipos de Inyectores hay?

Según su sistema de funcionamiento pueden ser mecánicos, electromecánicos o electrónicos. En los coches actuales encontramos los de tipo electrónico o piezoeléctrico, que permite un control mucho más ajustado del suministro de combustible.

¿Cuántos Inyectores tiene un coche?

Los inyectores se sitúan en la parte superior de los cilindros, en la culata. ¿Y por qué ahí? Para facilitar que la inyección de carburante sea la correcta. Por otro lado, cabe señalar que la inyección es distinta si el motor está frío o caliente, y también dependiendo de las exigencias a las que sometamos al motor.

Aunque hay sistemas de inyección monopunto con un sólo inyector para todo el motor, los coches actuales llevan tantos inyectores como cilindros.

La gran mayoría del parque automovilístico español son de cuatro inyectores, pero hay motorizaciones con otras configuraciones, como pueden ser tres, seis, ocho o incluso doce cilindros con sus respectivos inyectores.

¿Cuál es la vida útil?

Están construídos para aguantar toda la vida del vehículo, aunque dependerá en gran medida del cuidado del mismo. Si no se hace un correcto mantenimiento y se tienen ciertos cuidados con el combustible aumentan las posibilidades de fallo, sobre todo por suciedad.

También puede averiarse al fallar alguna de sus partes internas. Lo común es que sólo falle uno de los inyectores y no todos a la vez. En este caso, puedes sustituir sólo el que haya fallado, si bien lo más recomendable, sobre todo si el vehículo tiene muchos kilómetros, es sustituir todos a la vez (y más si tu coche es de cuatro cilindros), para mantener el motor equilibrado.

Problemas y fallos en los Inyectores más comunes

Además del fallo de alguna de las partes que componen el propio inyector, también se pueden producir otras averías.

Fugas de combustible

Una de las más comunes se produce por pérdida de combustible, ya sea en las tuberías o en la parte superior del propio inyector. En este caso, detectar que algo está fallando es sencillo, pues se percibe un fuerte olor a combustible.

Suciedad

Por otro lado, otra de las averías más comunes que se producen en los inyectores se origina por un exceso de carbonilla en su interior, lo que provocaría que el combustible, como decíamos antes, no salga pulverizado. ¿Y cómo detectarlo? Uno de los signos más evidentes de que se está produciendo una mala combustión por exceso de carbonilla en los inyectores es la emisión de humo negro por el tubo de escape.

Síntomas de inyectores en mal estado

Generalmente una avería en los inyectores se detecta porque se produce una pérdida considerable en la potencia del motor, cuya velocidad máxima queda muy limitada, mientras que se produce un aumento notable en el consumo de combustible.

En el caso de que los inyectores presenten desgaste u obstrucción, notaremos que nuestro vehículo da tirones durante la marcha, puede llegar a pararse o, como ya decíamos antes, desprender olores que podríamos asociar al combustible sin quemar.

Sin embargo, si el origen de la avería en los inyectores tiene que ver con que alguno de los elementos del sistema se ha quedado abierto permanentemente, percibiremos fácilmente la expulsión de humo negro a través del tubo de escape y encontraremos las bujías mojadas.

Si sospechamos que los inyectores de nuestro vehículo pueden estar fallando es recomendable acudir a un taller de confianza, donde podrán darte una solución en caso de que se compruebe que están fallando los inyectores con una máquina de diganosis.

Recomendaciones de mantenimiento para evitar averías

¿Y qué podemos hacer para reducir las posibilidades de una avería en los inyectores?

No apurar la reserva

El primer consejo es que no circules por norma con el depósito de combustible en la reserva, pues nos arriesgamos a que las impurezas que se van depositando en el fondo del depósito con el paso del tiempo, acaben entrando en el sistema. Lo ideal es que reposte al llegar al último cuarto de depósito.

Combustible y Aditivos

De igual forma, ten en cuenta que usar carburante de mala calidad como hábito puede dañar los inyectores. Los combustibles low-cost suelen carecer de una serie de aditivos que mejoran el rendimiento y cuidan el motor, y que los carburantes de más calidad sí incorporan. Y por supuesto, evita llenar el depósito con el combustible equivocado

Momento del Repostaje

Por otro lado, a la hora de repostar, cuidado con los camiones cisterna. Si éste se encuentra rellenando los depósitos de la gasolinera, al igual que en tu coche, pero a gran escala, se removerán posos y se filtrarán impurezas. De hecho, por ley, debe pasar al menos una hora desde que los recargan hasta que se permite de nuevo el repostaje.

Mantenimiento del Filtro

Asimismo, es importante sustituir el filtro de combustible según la recomendación del fabricante, o al menos una vez cada 30.000 Km. También puedes utilizar aditivos limpia-inyectores, especialmente si tienes un coche diésel, ya que reducen el nivel de contaminación, evitan que se acumulen las impurezas y además también previenen las obstrucciones (puedes consultarlo en tu taller de confianza).

Opinión Automotor

Realiza una conducción moderada, evita los carburantes de poca calidad y efectúa un mantenimiento periódico de tu coche. Con estos sencillos consejos, evitarás disgustos innecesarios y, sobre todo, conseguirás que el motor de tu coche esté siempre en las mejores condiciones.

Confía en los profesionales de Automotor para mantener o solucionar cualquier problema que pueda surgir en tu vehículo. Trabajamos día a día para ser tu mejor opción cada vez que tengas dudas sobre el mantenimiento y las reparaciones de tu automóvil.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)
Comparte si te parece útil

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *